Presentación del Sheij Alí Al-Husainí en San Martín de los Andes

Uno de los problemas principales que siempre enfrentó el ser humano sobre la Tierra es la pérdida de la conciencia de sí, que en nuestro siglo, el siglo del materialismo y del ateísmo crecientes, ha llevado al hombre a una deshumanización creciente que perjudica su continuidad sobre la Tierra, su subsistencia.

Si el ser humano expresaba algo espiritual en el pasado y si el Señor lo ha puesto como la corona de la creación en su plano, el plano espacio temporal, el plano de la naturaleza, en la actualidad está perdiendo ese rol.

Y vemos a seres humanos que debido a la pérdida de conciencia de sí se han animalizado y proceden con una violencia degradadora de sí y de los demás en forma continua y creciente.

Entonces lo que debemos hacer, como aquel que se desmaya y pierde la conciencia y después debe recapacitar para seguir viviendo, es tomar conciencia de nosotros mismos.

Esto significa un nuevo comienzo, lo cual es el desafío del siglo XXI: o somos humanos o desaparecemos.

Ya no somos la corona de aquello que el Señor quiso; el fanatismo por un lado, los extremismos por otro lado, la violencia desatada inconscientemente, sin razón, y sólo para acaparar los recursos de la humanidad, las riquezas y pretender mantenerse en el dominio de la humanidad a través de eso han agudizado, han agravado esta falta de conciencia del ser individual porque los medios de comunicación masiva han predominado sobre la cultura, y hoy lo que dice la prensa, lo que dice la televisión y la radio, es la doctrina predominante.

Y es una doctrina lamentablemente al servicio de los intereses más rastreros de la humanidad por eso ese fanatismo que se ha destacado con el totalitarismo, la dictadura y las opresiones y el despojo de los pueblos en los últimos siglos, debe ser superado

Y por fin la búsqueda de la identidad, que eso es la conciencia de sí, pero no de una identidad simplemente cultural, no es una identidad de clase, es una identidad del sí mismo, el descubrimiento de sí que debe ser logrado por el hombre, porque ese es el fin, la meta, la finalidad que tiene su existencia.

A esto invitamos en nuestro sitio www.islamsiglo21.com y que así sea.

 

Comparte el conocimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *