‘Alíiu Elevado, Altísimo *Muta’áli Exaltado, Elevado, Sublime *Rafí’ Exaltado, Exaltador *Rafí’u-l-Darayát Elevadísimo en grado, Elevador en grados

El nombre divino ´Alí, Elevado, se remite al verbo ´alia, que significa elevarse, remontarse, adquirir altura, y que también conforma la preposición ´ala, “a” ,“hacia”, “sobre”, “encima de”, y entra frecuentemente en conjunción con “kulli shai” que significa “toda cosa”, como por ejemplo en la expresión: hua´ala kulli shai(n) qadir, “es Omnipoderoso”.

Muta’áli, es un participio activo, o presente, que significa “el que produce la acción de elevar” pero, en este caso, se refiere al mismo estado de estar elevado, por lo cual es elevado y eleva a quien Él quiere. Otro doble sentido, activo y pasivo, es el de Rafí’, “Exaltado-Exaltador”, porque ningún Nombre divino es pasivo, y la forma gramatical pasiva es meramente alegórica.

Rafí’u-l-Darayát, “Elevadísimo en grado, Elevador en grados” presenta el mismo doble sentido, porque es imposible que Allah Exaltado no se encuentre en el grado máximo de aquel bien que Él otorga. Lo único a observar será el término Darayát que significa escala o escalón, y se aplica a los estados superiores del Más Allá, como también a la elevación de los conocimientos que se obtienen en este mundo, pero siempre en el sentido espiritual y positivo. La palabra darayát confronta con la palabra darakát que tiene un sentido negativo, e indica la degradación, el descenso en grados.

En cuanto al uso del nombre ´Alíiu para Allah, dice: ¡Glorifica el Nombre de tu Señor Altísimo (Al-A’la)! Quien creó [todas las cosas desde la inexistencia] y perfeccionó [lo creado], y Quien conforma [la medida de todas las cosas] y guía [a todas ellas hacia su perfección], y Quien hace brotar la hierba, y luego la convierte en paja marchita (87:1-5) Así, pues, la sentencia sólo pertenece a Allah, Altísimo (Al-A’la), Grandioso. Él es Quien os enseña sus Signos y os envía sustento desde el cielo, más sólo lo recuerda quien vuelve a Él arrepentido. Suplicad a Allah con sincera devoción, aunque ello disguste a los incrédulos. Exaltador en grados (Rafí’u-l-Darayát), Señor del Trono Extraordinario, envía la Revelación con sus mandatos a quien le place de Sus siervos para que advierta sobre el Día del Encuentro, Día en que salgan de sus sepulcros, nada de ellos se ocultará a Allah ¿A quién pertenece Hoy el Poder?: A Allah Único, Irresistible (40:12-16)

En cuanto a los Profetas (BP) dice: A tales Mensajeros hemos distinguido a unos sobre otros. Entre ellos hay a quienes Allah habló [como a Moisés], y elevó a algunos en jerarquía [como a Muhámmad, con la Sabiduría y el carácter ético] (2:253). Y Allah hizo descender Su Sosiego sobre él [el Profeta], y le confirmó con milicias [angelicales] que vosotros no veis. E hizo que la palabra de quienes son impíos sea la degradada, y que la Palabra de Allah sea la exaltada (al-´úlia), siendo Allah Poderosísimo, Sapientísimo.(9:40)

Los creyentes reciben también grados de elevación debido a su fe y buenas obras, y al respecto dice: Allah eleva en grados a los creyentes de entre vosotros y a los que recibieron el conocimiento. (58:11) ¡Observa cómo hemos distinguido a unos sobre otros entre los seres humanos! Pero en el más allá obtendrán mayores grados y mayor distinción (17:20-21)

Entre las tradiciones encontramos: “¡Allahúmma! Perdóname y hazme misericordia, y reúneme con el Compañero Más Elevado”.  Y dijo también el Profeta (BPDyC) cuando falleció: “Ila-r-Rafiqu-l A´la”, “hacia el Compañero Más Elevado”. Significa estar en la Cercanía divina.

El Profeta Muhammad (BPDyC) se distingue por cuatro categorías en el Más Allá, “El Vínculo Distinguidísimo” con Allah Exaltado (al-Uasílátu-l-Fadílah), “la Categoría Elegidísima” (al-Maqámu-l-Mahmúd), “la Intercesión” (ash-Shafá’ah) y “la Fuente Frecuentada” (al-Háudu-l-Maurúd).

En Tafsír Al-Aiiáshi, de parte del Imam Yá`far Al-Sádiq (P), sobre el dicho de Allah: Es posible que tu Señor te haga resurgir en una Categoría Elegidísima (Maqám Mahmúd) (17:79) figura que el Profeta (BPDyC) dijo: “La humanidad será hecha comparecer el Día de la Resurrección por una extensión de cuarenta años … Entonces recurrirán a Adán y pedirán su intercesión, pero él les indicará a Noé, y Noé les indicará a Abraham, y Abraham les indicará a Moisés, y Moisés les señalará a Jesús, y Jesús les señalará diciendo: ‘¡Recurrid a Muhammad el Sello de la humanidad!’ Y dirá Muhammad (BPDyC): ‘¡Yo me hago cargo de ello!’… Se dirá entonces: ‘¡Abridle [la puerta del Paraíso]!’ Y cuando la puerta se abra encontrará a su Señor, y caerá prosternado, sin que eleve su cabeza hasta que se le ordene: ‘¡Habla y solicita, que se te dará, intercede que se te concederá!’ Entonces elevará su cabeza, y se enfrentará a su Señor, y se prosternará. Se le dirá como antes, y elevará su cabeza, para interceder concretamente hasta por los que hayan sido quemados por el Fuego. Y el Día de la Resurrección ninguno de la humanidad, de todos los pueblos y comunidades, será más honrado que Muhammad (BPDyC), y tal es el dicho de Allah Exaltado: Es posible que tu Señor te haga resurgir en una Categoría Elegidísima” (T, I, p. 175)

        A Allah no se Le ve ni en este mundo ni en el otro, puesto que sería entonces algo limitado, pero en la Categoría Elegidísima se manifestará en el más allá el Profeta (BPDyC), y se le verá a él como si se viera a Allah.

Por su parte la Intercesión, Al-Shafá`ah, supone una mediación, un ruego de la Misericordia, porque el Profeta es… con los creyentes compasivo, misericordioso (9:128), dos Atributos de Allah, exaltado sea, referidos por el Sagrado Corán al Profeta (BPDyC). En el más allá se plenifica su Misericordia, y su Intercesión es como el retorno de todos los seres a su condición más elevada en el mundo metafísico, a la plenitud de la Primera Manifestación, envueltos por la Misericordia de Muhámmad (BPDyC).

En cuanto a la Fuente Frecuentadísima, Al-Háud Al-Maurúd, es el agua de la vida, de la perfección del ser, para alcanzar la vida perpetua en el más allá, a la que van a beber los bienaventurados, y de la que Alí (BP) es el intercesor o mediador. Es lo que Adán (P) procuró al querer tomar del árbol, la vida perfecta e infinita y un poder perpetuo. Y al beber de ella los seres serán completos como quiere Allah, exaltado sea. La bebida, el hecho de beber, y el líquido, son más mencionados por el Sagrado Corán con referencia al más allá que la comida , y son para la obtención de la plenitud del ser, de la Gracia, la Misericordia y el Perdón, porque el líquido representa el estado primordial de toda sustancia.

Por último, Al-Uasílatu -l-Fadílah, el Vínculo Excelentísimo, es el Secreto de la inmediatez del Profeta (BPDyC) a Allah Exaltado, la Efusión del Oculto en el Manifestado, vínculo secreto, único, de la primera Luz manifestada, de la cual derivó el resto de la Creación. Pero cuando nos vinculamos a él nos vinculamos con Allah a través de su vínculo.

En una tradición del Imam Yá´far As-Sadiq (P), sobre al-Mi´ráy (la ascensión del Profeta -BPDyC-) que alude a la Categoría Elegidísima, expresa entre otras cosas: ”Dijo el Mensajero de Allah (B.P.): ‘Y terminé por llegar al Loto de la linde (53:14 y 16) cuyas hojas, cada una de ellas, puede cubrir a toda una nación (o a una comunidad o pueblo), y yo estaba a la distancia de él (del Loto de la Linde) como dice Allah, exaltado sea: A una distancia de dos arcos, o aún más cerca (53:9). Entonces Allah me habló diciéndome: ‘El Mensajero cree en lo que le fue revelado de parte de su Señor’ (2:285). Respondí por mí y por mi comunidad: Y los creyentes todos creen en Allah, en Sus Escrituras y en Sus Mensajeros. No hacemos distingo entre ninguno de sus Mensajeros, y dicen (los creyentes): Escuchamos y obedecemos, tu perdón Señor nuestro imploramos, pues a Ti es el retorno’ (2:285). (…) Luego escuché el Adhán y he aquí que había un ángel llamando a la oración, al que el cielo nunca había visto anteriormente antes de esa noche’. Dijo: ‘Alláhu Ákbar, Alláhu Ákbar’ (Allah es el más Grande, dos veces), y Allah respondió: ‘Mi siervo es veraz, Yo soy más Grande que todas las cosas’. Y dijo el ángel: ‘Ashhadu an la Iláha il-la Allah, Áshhadu an la Iláha il-la Allah’ (testimonio que no hay Divino excepto Allah), y respondió Allah: ‘Mi siervo es veraz, Yo soy Allah, no hay Divino sino Yo, no hay Divinidad fuera de Mi’. Y dijo el ángel: ‘Ashhadu anna Muhámmadan Rasúl Allah, Áshhadu anna Muhámmadan Rasúl Allah’, (testimonio que Muhammad es el Mensajero de Allah), y respondió Allah: ‘Mi siervo es veraz, Muhammad es por cierto Mi siervo y Mi Mensajero, Yo lo mandé y lo he elegido’. Y dijo el ángel: ‘Háia ‘ala Salát, Háia ‘ala Salát (venid a la oración)’, y respondió Allah: ‘Mi siervo es veraz, he llamado al cumplimiento de una obligación impuesta por Mí. El que marchara hacia ella de buen grado (o de buena voluntad), concentrado, tendrá una remisión de todos los pecados que haya cometido’. Dijo el ángel: ‘Háia ‘ala–l-Faláh, Háia ala–l-Faláh (venid al triunfo o a la salvación), y respondió Allah: ‘Ella es el beneficio, el bien, la salvación y el triunfo (el éxito)’. Luego, dice el Profeta (BPDyC) fui el Imam (conductor en la oración) de los ángeles en el cielo, como había sido el lmam de los Profetas en Jerusalén’”

Comparte el conocimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *