Acerca de las fake news durante la pandemia

Me habla un vecino del pueblo, que ni siquiera conozco, en la fila de la panadería: “China está en guerra comercial con EEUU y quería tirarle el coronavirus para arruinar su economía pero se les escapó del laboratorio”; dice una diputada italiana: “Bill Gates está detrás de la pandemia que el mismo anunció hace tres años, para reducir la población mundial”; dice otro: “es un complot del Estado de Israel”; los “Iluminati” quieren establecer un gobierno mundial, afirma otra persona…

Por otra parte, un joven astrólogo indio que acertó con la profecía de la pandemia del 2020 anuncia que en diciembre se viene algo peor. El temor a contagiarse del coronavirus se agrava con estas noticias, a algunos se les “quema la cabeza” y entran en paranoia. Antes que creer en el joven astrologo prefiero creer en Ludovica Squirru que dice que en el 2021 los chinos invadirán Argentina, je je.

Nosotros, los ciudadanos comunes, no sabemos que pensar…las teorías conspirativas vienen de bastante tiempo atrás; internet y las redes sociales, sin desmerecer sus numerosos beneficios, han multiplicado su difusión; seguramente que la mayoría de ellas son fantasiosas, ridículas, como por ejemplo la de que la Tierra es plana o de que la Apolo XI no llegó a la Luna, pero puede que haya alguna verdadera, resulta muy fácil para ciertos criminales descalificarlas con el mote de “teoría conspirativa”. ¿Sabremos alguna vez quién ideó el atentado a las torres gemelas en el 2001? ¿Sabremos quiénes planificaron el atentado a la AMIA? ¿Se suicidó realmente Yabrán? Etc.

Tenemos que distinguir las fuentes de información. Cuando Estulin habla del “Club Bildeberg” explica que su fuente son personas que trabajan en los servicios de inteligencia, que decidieron revelar datos por patriotismo, para desenmascarar a siniestros personajes del poder…no olvidemos el impacto que tuvo wikileaks tras las revelaciones del soldado Bradley Manning y la posterior persecución a Julian Assange. Basados en textos bíblicos algunos “fundamentalistas cristianos” estadounidenses tratan de fomentar el apocalipsis a fin de precipitar el Fin de los Tiempos.

No deberíamos temer a EEUU ni a los Iluminati, ni al Estado de Israel y su poder financiero mundial. Existe una fuente superior: dice el Sagrado Corán: “Ellos complotaron, pero Allah complotó, y Allah es sin duda el mejor de los tramadores.” (3:54); “…la trama de la maldad sólo recaerá sobre quienes la realizan” (35:43).

Comparte el conocimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *