La noche del designio o decreto (Lailatul qadri)

Una noche de vigilia en el mes de Ramadán

Dice el Sagrado Corán: Nosotros por cierto que hemos hecho descender [el Sagrado Corán] en la noche del Designio, es decir de la orden, del decreto, del mandato, que Allah ha establecido desde la eternidad.

Dice en otro párrafo del Sagrado Corán que Allah Exaltado tomó juramento de los Profetas, con todos ellos sean la Bendición y la Paz: Y he aquí que tomamos compromiso de los Profetas [de que transmitirían puntualmente el Mensaje] de ti [Muhammad], y de Noé, Abraham, Moisés y Jesús hijo de María, y tomamos de ellos un juramento gravísimo. (33:7) Todos ellos juraron reconocer al último de los Mensajeros, con él sean las Bendiciones y la Paz y su Descendencia, Muhammad, y que lo anunciarían a quienes estaban con ellos. Entonces, desde la eternidad, fue establecida Lailatul-Qadri consagrada a Muhammad… Desde la eternidad lo conocieron los Profetas (P), y sabían que debía llegar como culminación de la Revelación de Allah a los hombres, y completamiento de los Mensajes anteriores.

Así fue como Gabriel, el Espíritu Santo, descendió en esa noche para revelarle el Sagrado Corán a su corazón. Ella fue designada como la mejor de las noches, creada por Allah anterior a todas las noches que le sucedieron.

En esta noche también fueron revelados todos los Mensajes anteriores al Sagrado Corán, la Torá el 6 del mes de Ramadán, los Salmos el 12, el Evangelio el 18, y el Sagrado Corán en la Noche de Al-Qadri. ¿Qué noche es esa?: No es una noche que podamos ubicar a través de los días, es única, y Allah la tiene reservada para los Profetas y Sus Mensajes. Es un momento de la eternidad, en que Allah manifiesta las cosas grandiosas que tiene reservadas para la humanidad.

Lailatul-Qadri, la noche del Decreto, es la noche del Sagrado Corán, y en ella toda la naturaleza se pone en armonía. Hay Paz en los hombres, en los animales y en los vegetales. Todo está como atravesado de armonía y de sosiego. Es una noche antes del tiempo, antes de que Allah manifestara los sucesos.

Dice el Sagrado Corán que cuando Allah creó a Adán sacó a las generaciones futuras de sus entrañas, y les hizo ver Su Realidad, para que Le conocieran. Entonces tomó de la humanidad futura el juramento de reconocerlo como Señor, y seguir a Sus Mensajeros (P), que culminaron en Muhammad (BPDyC). Así es que toda la humanidad está obligada por ambas cosas: La de reconocer en sí misma la Realidad divina, ya que, desde el primer momento, antes de la creación del mundo y del tiempo, Allah nos sacó a la luz, y nos hizo ver Su Realidad, Sus luces. Por eso todo “maulud”, nonato o recién nacido, nace en la fítrah, en la esencia pura, con la idea de la Presencia de Allah, según enseñaron los Imames (P).

Toda la humanidad está obligada, también, por el juramento de sus Profetas, los cristianos a través de Jesús (P), los judíos a través de Moisés (P), etc., a reconocer al último de los Mensajeros que les fue anunciado, el Mensajero de los Profetas y de todos los pueblos, Muhammad, con él sea la Bendición y la Paz, su Descendencia y Compañeros fieles. A él y a su Descendencia Allah Exaltado le ha dado todo el poder en la tierra, y la jerarquía más elevada en el cielo.

Lailatul-Qadri conmemora, pues, dos cosas: Primero el Sagrado Corán, segundo al Profeta (BPDyC), que son como dos paralelas, o dos caras de una misma realidad.

Cuando el Sagrado Corán dice: ¿Qué te hará conocer qué es Lailatu -l-Qadri? significa que la capacidad humana no tiene el suficiente poder para conocer el significado de esa Noche, que ella está más allá de la razón, más allá del pensamiento, puesto que es una Noche anterior al tiempo, eterna. Parece increíble que una noche pueda estar antes del tiempo, pues todas ellas son parte de éste. Por eso dice el Sagrado Corán que Lailatu -l-Qadri es mejor que mil meses. El número “mil” designa la perfección de gran cantidad de cosas; simboliza lo que se completa y se plenifica. Los mil meses simbolizan al tiempo entero, y ella es “mejor”, pues equivale al tiempo entero.

Son hechos descender los ángeles con el Espíritu en ella, con la anuencia de su Señor para toda obra, toda acción, todo acontecimiento que Allah quiera. Por eso en esa Noche se vela, para tener la suerte extraordinaria de coincidir con ella, porque estando fuera del tiempo no se puede ubicar. El que coincide con ella obtiene una gran merced de su Señor.

Debe ser, según la tradición, una noche impar de los últimos diez días del mes de Ramadán, por lo cual el Profeta (BPDyC) velaba las diez últimas noches. Hay muchas tradiciones sobre diferentes fechas, sobre el 19, el 21, el 23, o el 27 del mes de Ramadán. Son hechos descender los ángeles con el Espíritu con la Anuencia de su Señor para toda obra, y todo lo que los hijos de Adán pidan a Allah esa noche les será concedido, a condición de velarla con sinceridad.

Ella es Paz hasta que aparece la aurora. ¿Qué significa “Paz” ?: Es el estado de armonía del espíritu, de no-violencia, de amistad y amor entre todas las cosas. Allah Exaltado manifestará a Al-Mahdí (P) en un momento que quizás coincida con Lailatu -l-Qadri, siendo él quien restablecerá la Justicia y la Paz. Ella tiene que ver también con Al-Mahdí. Debemos pedir a Allah su pronta aparición y su victoria. La creencia en Al-Mahdí en nuestra época es parte esencial de la fe.

En conclusión, Lailatu -l-Qadri tiene varias significaciones: Primero la de la Revelación al Profeta (BPDyC), y su consagración para la misión, adquiriendo el Espíritu de la profecía; segundo, la revelación del Sagrado Corán; y tercero, para nuestra época especialmente, el pedido a Allah Exaltado de que apresure la llegada de Al-Mahdí (P), y de que nosotros seamos de la gente que lo sigue, y que hace por la Victoria definitiva de Allah y Sus Mensajeros.

lailatul qadri Allah Muhammad

Comparte el conocimiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *